New life

Hoy he "empezao" el curro. "Empezao". Porque básicamente he estado un rato rellenando papeles, luego me han llevado a la Relocation class (explicarme cosas sobre vivir en Belfast, pero en este tema ya soy un aventajado) y después me han llevado a mi departamento para decirme 4 cosillas. Pero empecemos desde el principio, ya os hablaré mañana de la empresa.

 

Llegué el sábado a Belfast. Tras despedirme de mis padres de forma poco emotiva (quieras que no, no es lo mismo que cuando me despedí de la gente de la beca, lo que suponía no volver a verlos en un tiempo muy indeterminado. Mi casa de Baza siempre estará allí), pillé y me metí en lo de los registros de la maleta de mano. En el último año he viajado más en avión que en autobús, así que el proceso no supuso mayor trauma. Eso sí, desde lo de los registros hasta la maldita puerta de embarque tuve que andar un cojón. La otra vez se me hizo más corto porque iba con la gente y era una experiencia nueva. Ahora, como digo, soy un aventajado. Me tocaba ventana, así que pude ver perfectamente los paisajes desde las alturas, calcular cuando habíamos dejado la península y las alfombras de nubes, en las que daba ganas de tumbarse, de poderse.

Lo asientos de al lado permanecieron vacíos un rato. Yo esperaba que se sentara a mi lado alguna buena moza guiri con la que poder entablar conversación, pero al final se sentaron dos abuelas. Permanecí el resto del viaje mirando por la ventana, cabeceando o escuchando música. Todo prosiguió con seguridad hasta que después de coger la maleta gorda, pasé por otro control y fue a mí al único que pararon. Me empezó a preguntar un armario empotrado de persona , en inglés, que a qué había venido a Reino Unido. Ya le conté todo el percal, que si era mi segunda vez, que tenía trabajo y tó el apero. Al final me pregunta que si llevaba alcohol o tabaco y no. Y por poco, porque estuve tentado de echar una botella de Legendario. Al esperar al autobús, que lo habían subido de 7 libras a 7 y media, se me acercó una muchacha preguntando en inglés que si el autobús iba a la estación. Enseguida la calé y supe que era española. Luego me preguntó un par de cosas más y en este punto ya me sentí un experto. No tuve ocasión de hablar más porque me tuve que sentar en otro sitio. Ya llegué al centro y fui al hotel, que no me costó mucho encontrarlo, pero tenía el coñazo de llevar todo el equipaje. El hotel, súper chachi. Habitación 705. Tengo una tele y una cama gigantes. Todo en general muy bien, hasta se puede hacer uno café de sobre aquí. Sólo tengo media hora de internet al día pero como soy un informático chachi me las he ingeniado para tener más tiempo. Me eché una minisiesta y luego eché a andar hasta la casa de Isa, Jose y Maria José. En ese momento sólo estaba MJ y ya estuvimos cascando del tema de volver a Belfast y tal. Luego me llamó Mar que se ve que estaba con Isa de cerves. Vinieron al rato con Jose y de mientras yo había estado rapiñando internet para buscar piso. Pero eh, que conste que yo había ido a verlos. Esa misma tarde vi una habitación pero no me gustó mucho. Era de 6, y sólo pude ver que vivían 2 chinas y el casero, un hombre de mediana edad. Luego fui al Laverys con Mar e Isa (el dúo Marisa). Cambiando los litros en el césped por las pintas en Belfast.

El día siguiente dormí infinito en mi súper cama, tanto que me perdí el desayuno gratis. Perdiéndome algo gratis, hay que ver... Pude ver otro par de habitaciones el domingo, y básicamente la que me gustó fue la que ya es mi casa. Viviré con un negro que aún no estoy seguro de que país es, pero habla bien inglés, una guiri estará 2 semanas va y luego se irá y vendrá alguien random, y este verano estará una estudiante francesa 2 semanas y luego se quedará definitivamente en septiembre. Está bien, yo tenía ilusión de vivir con una francesa y un negro. Sí, suena muy mal. El caso, que voy a poder aprender inglés y francés de forma informal. Esto en la escuela de idiomas no pasa. Ya habrá entrada del blog para hablar de la casa.

Por la tarde fuimos al legendario batido gigante del Maggie's, Mar, Tere, Miguel y yo. Endespués fuimos a echarnos unos billares. Tengo que refinar mi habilidad con el palo porque jugué fatal. Parece que se me da mejor dar varazos a los olivos. Mar pudo mantener el nivel del juego hasta un punto que no se considerara que Miguel y Tere nos estaban pegado una paliza. Aunque también me marqué yo un par de jugadas buenas. Ya de últimas dijimos de ver el fútbol pero como era a las tantas nos fuimos cada mochuelo a su olivo. Cuando acabó la 1ª parte y viendo que eso era una pérdida de tiempo apagué la tele e intenté conciliar el sueño para estar a tope en un día tan importante como mi primer día como asalariado.

Mañana entro a las 7 y salgo a las 4, que parece que será mi horario normal. El trabajo parece ser mejor de lo que pensaba salvo por los días libres. Veremos a ver si no puedo ir a España ni en Navidad...

Etiquetas: avión , resumen

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Búsqueda

Twitter

Personal Trainer CertificationPersonal Trainer CertificationPersonal Trainer Certification