10 cosas curiosas de las casas alemanas

Ya escribí un post sobre ciertas cosas de Alemania que habían llamado mi atención por ser únicas de este país. Ahora voy con otra lista de detalles que he podido ver en las viviendas alemanas, al menos en Frankfurt.

-Puertas interiores cerradas con llave: Ya os mostré los esperpénticos váteres que existen en algunos servicios alemanes. Otra de las peculiaridades es que esta gente no usa pestillos. Cuando vas al servicio para atender ciertos asuntos de Estado como liberar presos políticos presionado por activistas como tu esfínter, tienes que impedir que tu compañero de piso abra la puerta y se lleve un susto al ver a un tío o una tía cagando. Así, para cerrar tienes que girar una llave. Puede parecer un detalle nimio, pero a mí me resulta pesado tener que darle tantas vueltas a la llave, sobre todo cuando te estás yendo por las patas abajo. La simpleza de un pestillo, por favor. En edificios más modernos ya sí encuentras pestillos de estos de girar una pieza de metal 90 grados. Puertas con cerradura también se pueden encontrar en otras habitaciones, incluso la cocina. Puestos a encerrarse en algún sitio, que sea dónde haya papeo.

-Anmeldung y abmeldung: Estos palabros tan feos han desembocado en españolizaciones como anmeldarse. Se trata de registrar dónde vives en una oficina del estado alemán. Anmeldung es registrarse, y abmendlung desregistrarse, o desanmeldarse (no leer en voz alta pues podrías morderte la lengua). Prácticamente estás obligado a registrarte para cosas oficiales como tener un trabajo o una cuenta del banco. Cómo les gusta a los alemanes el papeleo… Precisamente por culpa de esto, tiene lugar el siguiente punto.

-Licencia de TV ineludible: Ya cuando vivía en Belfast recibía cartas que me instaban a pagar una licencia para ver la tele. Pero como yo usaba mi pantalla para jugar a la consola o enchufar el ordenador, elegí la opción de no pagar indicándoles amablemente para qué usaba mi tele. Que les den a los de la BBC. Aquí en Alemania no hay cojones a negarse. Sea la excusa que les pongas, hay que pagar. Ya asumen que verás la tele aunque sea en tu portátil. Hasta los sordos o los ciegos tienen que pagar (alegan que éstos últimos podrían escuchar la radio). Si te niegas te puedes meter en un follón que no sabes ni dónde te has metido (ha habido casos de cárcel). Creo que eran unos 15 euros al mes. Ya tuve mi ataque de rabia con este tema, pero os lo contaré en otra ocasión (cuando hable de cuando vivía con el peluquero maricón). Aunque pensándolo bien, en España también terminas pagando a TVE sí o sí con los impuestos. Lo que hacen los alemanes es un tipo de excusa para garantizar independencia con el Estado, que luego vaya usted a saber si se aplica. En el año y pico que llevo en Alemania no he puesto la tele ni una vez.

-Nombres en las casas: Si vives en un bloque de pisos, ahí no hay 3º derecha ni noveno B. Las viviendas individuales se identifican por un nombre o nombres de las personas que viven en ella. Algo que es impráctico para la privacidad pero práctico para otras cosas como que te entreguen bien un paquete o que llegues a un edificio y puedas saber dónde vive tu amigo. Así, hay que ponerle una pegatina a tu buzón y a tu timbre con tu nombre. Es algo que me extraña que tengan los alemanes por su famosa inflexibilidad. Me imaginaba más la frialdad de un número y una letra.

-Ventanas con 2 métodos de apertura: Una ventana, hasta donde yo comprendía, se abría para un lado o para otro. En horizontal como una puerta, o en vertical, para que entre el aire e impedir que no se te inunde la casa en caso de que llueva. Pues en las casas de Alemania se abre para los 2 sitios, según pongas la manivela. Así, es normal que uno se crea que se ha cargado la ventana cuando ve que se ha desencajado de todos los lados. Que no cunda el pánico, la ventana no caerá sobre tu cabeza. Ajústala a tu gusto según la ocasión. Maravillas de la ingeniería alemana.

-Sótanos: Por lo que he visto, todos los edificios de Frankfurt tienen unos sótanos con una serie de espacios separados que corresponde cada uno con una vivienda. Se trata de una suerte de trasteros que resultan bastante útiles. En mi casa de Belfast teníamos un cuarto de las escobas que daba miedo meterse a buscar algo. En las 2 casas en las que he estado viviendo en Frankfurt tenía uno de estos trasteros que me han permitido tener cajas y otras zarrias cómodamente.

-Hay que avisar con mucho tiempo de antelación de que dejas la casa: Por ley son 3 meses, aunque con mi anterior casero tenía estipulado un sólo mes. Y aún así tuve follón con él, porque avisé que me iba de la casa a mitad de Mayo y tuve que pagar el mes de Junio entero por duplicado en mi vieja y en la nueva casa. Y me toca mucho la polla porque un casero en Frankfurt chasca los dedos y tiene 20 personas interesadas en la habitación. Y parece ser que no he sido el único pringado, he oído casos similares, de incluso tener que pagar 2 meses sin estar viviendo en la casa.

-Internet rancio: Tanto que están avanzados y el internet en Alemania, o al menos Frankfurt, va como el culo. Da igual la compañía. A la lentitud y caídas de Internet hay que sumarle la estricta legislación de descarga de contenidos. A mi actual casero le llegó una carta de aviso con posible multa porque supuestamente alguien vio una película con copyright, pero al final no pasó nada. Solución: usar proxys (pregúntale a tu amigo informático más cercano).

-Casas sin salón: Los caseros alemanes, como ya hemos visto, son unos ansias con los dineros, así que para poder alquilar una habitación más, convierten lo que sería un salón en otro dormitorio. A no ser que te pilles tú sólo un piso, es la tónica que he visto en todas las casas y pisos cuando estuve buscando. Esto se traduce en solitarios inquilinos encerrados en su habitación. Cómo echo de menos el salón de mi antigua casa de Belfast con mis chupicompis… Aunque esté cada uno a lo suyo, me gusta mucho esa sensación de familia de estar todos en la misma habitación.

-Muebles gratis: No todo iba a ser malo. Si vas a comprar mueblacos al Ikea es que eres un pringao. Porque la gente regala de todo. Hay una micro web dentro de Ebay en la que la gente regala cosas, además de que si vas por la calle siempre te vas a encontrar algo que la gente tira. Claro, no te vas a llevar un sofá de la calle no vaya a ser que pilles alguna enfermedad venérea. Pero por estos 2 medios yo he conseguido 2 sillas de madera, una plegable, una silla de oficina, una mesa y una mesa baja para la tele. Todo en perfectas condiciones. Vamos, para casos de gente que va a estar poco tiempo en Alemania esto viene de perlas. Si te vas a amueblar tu casa de persona importante para vivir varios años en Alemania ya es otro tema.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

 
0 #2 Carmen 28-10-2018 02:00
I see you don't monetize your blog, don't waste your traffic,
you can earn additional bucks every month. You can use the best adsense alternative for any type of website (they approve all websites), for more
details simply search in gooogle: boorfe's tips monetize your website

Stop by my homepage :: BestAdrianna: https://FollowClarice.blogspot.se
Citar
 
 
0 #1 Ramiro 25-10-2018 00:11
I have noticed you don't monetize your blog, don't waste your traffic, you can earn extra cash every month.
You can use the best adsense alternative for any type of website (they approve all websites), for more info simply search in gooogle:
boorfe's tips monetize your website

Here is my web-site :: BestDamion: https://FollowRosalina.blogspot.se
Citar
 

Búsqueda

Twitter

Personal Trainer CertificationPersonal Trainer CertificationPersonal Trainer Certification