10 cosas que me han llamado la atención de Alemania

Por asuntos de la vida, el pasado enero me mudé de Belfast a Frankfurt, en Alemania. A pesar de que los alemanes me parecen más normalitos que los británicos en cosas básicas (usan el euro, conducen por la derecha, los enchufes que tienen son los mismos que los de España), aún tienen aspectos que han logrado captar mi atención, si bien no deja de ser un país occidental y el choque cultural no es tan grande como si te fueras a vivir a China o a Nosequejistán.

-Váteres con superficie elevada. Empezamos con un tema escatológico para que, en el caso de que tengáis la manía de comer delante del ordenador o con la tablet, dejéis de hacerlo, que es una costumbre fea (yo mismo lo hago y tengo que quitarme el vicio). El caso es que la primera vez que llegué a mi piso alemán me dispuse a loguear mi primera cagada en la app Places I’ve Pooped (sí, EXISTE) y me llevé una desagradable sorpresa. Disponíame a tirar de la cadena cuando fui a hacer el chequeo de váter rudimentario y noté algo diferente. Es algo que hacemos todos, no os vayáis a escandalizar por nada. Uno va y mira al váter después de cagar, esto es así. Quizá uno no se fía por si has cagao fuera del trono. Total, que tras lanzar una mirada al excusado esperando ver el papel que has usado para limpiarte tapando convenientemente tu mierda capuzada en el agua, en su lugar, ves un zolocotrón de proporciones épicas que bien podría servir de inspiración para hacer un nuevo icono de Whatsapp. Es una imagen bastante obscena que realmente hace replantearte tu dieta ¿de verdad ESO ha salido de mí? El motivo de tener tu excremento tan a la vista, es que en lugar de tener un "pozo" con paredes casi verticales para que los truños resbalen hacia su interior, algunos váteres alemanes tiene una especie de plataforma en la que apenas hay agua (ver foto debajo). Ya había sospechado cuando, al hacer el desacople, no había oído el "plohp" característico de un ñordo al sumergirse en el agua. La ventaja, que nunca te pasará esto de que te salpica el agua en todo el ojal cuando cae el zurullo, suceso bastante molesto sobre todo en invierno. Se ve que la explicación de dicho diseño alemán es debido a que está preparado para que las personas enfermas puedan ver el color de su mojón y puedan informar a su médico. Pero bueno, en peores sitios hemos cagado.

-Reciclaje de botellas con reembolso. En los supermercados existen unas maquinitas en las que puedes echar tus botellas de plástico y latas y por cada una te dan 25 céntimos. Estos 25 céntimos en verdad los pagas al comprar el producto. Me parece una forma bastante acertada para fomentar el reciclaje. En España se ve que grandes cadenas de supermercados se negaron a hacer la inversión en dichas máquinas y así vamos, que importa más el dinero que el futuro del planeta. En Alemania se puede ver a los mendigos rebuscando botellas en la basura. El vidrio también tiene su manera especial de reciclar. Hay separación para 3 tipos de vidrio: marrón, verde y transparente.

-El agua con gas es el agua por defecto. O sea, que si pides agua en un restaurante sin especificar, te van a poner agua con gas. Y no se trata de gaseosa como la Casera, bebida rancia por antonomasia. Ésa por lo menos tiene un regustillo a limón. No, se trata de una bebida que sabe a tubo de escape, a anestesia caducada de dentista o a cartucho de Nintendo Switch (hay gente de Internet haciendo videos chupando cartuchos de la consola porque se ve que está amargo para que no se la coman los críos). En mi empresa te dan agua gratis. Hay 2 tipos, así que como no sé alemán, moví una botella del primer tipo para ver si salían burbujas. Aquello tenía más fuerza que la cerveza de la broma que le hace Bart Simpson a su padre. Así que por descarte, cogí del otro tipo. Digo de catar el agua y pegué un trago bastante largo pues estaba más seco que el ojete de Espinete. No solté el agua a presión como un aspersor, pero sí que tuve que levantarme al servicio para escupir. Se ve que en mi curro tenemos 2 tipos de agua: con gas y con un poco menos de gas. De verdad, yo no sé cómo puede gustarle a esta gente el agua así. Y para colmo el agua del grifo sale con mucha cal así que me estoy apañando con una jarra con filtro que me he agenciado. Paso de comprar agua, me sentiría estúpido comprando algo que de siempre he asumido que es "gratis" (si ignoramos las tasas del agua). Aunque me va a tocar comprar filtros, sigue siendo más barato que ir al súper a por "Lanjarón".

-Barrio rojo en plena ciudad. Putas, Harry, putas. La historia es la siguiente: íbamos mi amigo Pablo y yo paseando por Frankfurt (implicar a alguien más en este tipo de sucesos siempre suaviza cualquier sentimiento de culpabilidad que pudiera haber), cuando decidimos echar por una calle del centro que no habíamos visto nunca, entre la antigua sede del banco central europeo y la estación de tren central. Todo muy céntrico. De pronto vimos otra calle con luces curiosas que llamaron nuestra atención. "No puede ser lo que creemos que es". Y efectivamente. Locales de striptease, entradas de pubs con mujeres ligeras de ropa en lugar de fornidos porteros, sex shops, hostales "love hotel"... Un putiferio en toda regla. Para agravar más la situación, en otra de las calles vimos una agrupación de mendigos bastante numerosa. Había calles con peste a meado, yonkis pegando voces, relaciones públicas intentando embaucarnos en perfecto alemán para acceder a sus servicios... Toda la depravación que quieras y más a escasos metros de imponentes edificios de oficinas de bancos. Y yo que pensaba que esa gente era más de yates y coca (y putas, pero a las que llaman escort). En España es cultura popular que las profesionales del sexo se ponen en polígonos o están en locales rancios de carretera, por lo que me pareció curioso.

-Se puede beber en cualquier sitio. Después de haber vivido en un país en el que en cada esquina hay una señal que avisa de cuantiosas multas en caso de beber en la calle, lo de Alemania me ha parecido liberalizador. Plazas con montones de gente reunidas, otras haciendo cola en los kiosk para comprar cerveza, gente con sillas de camping bebiendo vino en copas de cristal en la orilla del río. Una bacanal botellonil. Aunque en verdad es más cervecil que otra cosa, no se ve mucho a gente haciendo el clásico botellón con coca cola y bebida espirituosa. De todas maneras, aún me sigue pareciendo un poco de yonki lo de beber en el metro o el tranvía. De hecho hace unas semanas cuando iba a trabajar el que estaba sentado a mi lado iba bebiéndose un cervezón. También es muy típico hacer barbacoa en la orilla del río.

-No hay límite de velocidad. Al menos en algunos tramos de las autopistas, las autobahn. Ésta es la favorita de los cuñaos. Sí, esos cuñaos que han ido a Alemania a comprarse un coche o a por piezas. En verdad personalmente no creo que necesitara ir más rápido de 150 Km/hora, pero si tienes un cochazo (aquí hay BMWs y Audis a espuertas) puedes cumplir tu sueño de ir a 300 y luego presumir en las comidas familiares: "Lo que oyes cuñao, me hago Frankfurt-Berlín en 3 horas y porque tuve un pinchazo". Sólo he tenido la oportunidad de montarme un par de veces en un coche por autopista. Una de ellas era con un ruso que sabe español y se cumplía otro tópico: llevaba una cámara en el coche. Esto es porque en Rusia cuando se lía parda en un accidente usan las grabaciones como prueba. En la Rusia Soviética todo sería posible, pero lo que es en Alemania esta práctica de grabar es ilegal por temas de privacidad.

-Hay un montón de parcelas, que son como minicortijos, en las afueras de las ciudades (al menos en Frankfurt) y en el río. Tendrán unos 60-70 metros cuadrados cada una y los alemanes siembran ahí sus cosillas. Se ve que en Frankfurt las alquila el propio ayuntamiento a un precio tirado (100 euros/año) pero hay mucha lista de espera. O al menos eso me contó el otro día un españolito que conocí. No descarto la falsedad de los datos dado el cuñadismo que desprenden. Aunque más que para sembrar, yo he visto que la gente la usa más como lugar de domingueo para barbacoas. Para los que tengan la vena cortijera a pesar de estar en el extranjero.

-Hay librerías en la calle. Sí, son como vitrinas que hay en mitad de la calle donde la gente deja los libros que ya ha leído para que los coja alguien random. Se supone que el sistema va de compartir, que dejas un libro y coges otro. Un invento que ni de coña funcionaría en Españistán.

-Bicis por todos lados. No llega al nivel de Ámsterdam por lo que me han contado, pero sí que hay un nivel notorio de bicicletos. Hay bicis por todos lados, y eso que el transporte público es bastante decente: la tarjeta mensual vale 86 eurazos en Frankurt, pero gracias a eso tienes acceso a todo el transporte público: tranvías, trenes de cercanías, metro y autobús. En invierno veremos a ver cómo me las apaño, pero como estamos teniendo una primavera-verano bastante parecida a España, ahora estoy yendo al curro en bici. El nivel de agresividad es similar al de los coches: los ciclistas top que van en mallas se encienden si ven a algún incauto peatón por el carril bici, hay adelantamientos constantes (cuando son las 8 de la mañana que voy con toda la pachorra me adelantan hasta los abuelos) y el ritmo es en general frenético. Mucho mejor que Belfast en este aspecto, dónde hay 2 carriles bici mal contaos.

-Calles oscuras. Es una observación nimia, pero he notado que por la noche hasta calles bastante principales están con las farolas muy flojas. Será un tema de eficiencia energética, pero según qué calle no me ha dado muy buen rollo caminar por ahí. A pesar de que se ve mucho chungo por “Konstableryonki” (así es como llamo a Konstablerwache, una plaza del centro de Frankfurt) en general me siento bastante seguro excepto en momentos contados.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

 
0 #2 Maiki 21-06-2017 15:09
Soy de Barcelona y allí tenemos también al menos desde hace 5 años librerías en los sitios centricos de algunas barriadas así que este invento puedo decirte que sí funciona en España!!
Citar
 
 
0 #1 Nicosm23 21-06-2017 12:48
Quitando el tema del cagódromo, nos llevan años de ventaja.
Citar
 

Búsqueda

Twitter

Personal Trainer CertificationPersonal Trainer CertificationPersonal Trainer Certification