Parece que refresca

Esta mañana me he asomado a la ventana para mi usual evaluación del tiempo, más que nada por si tengo que enfundarme en el chubasquero para no llegar empapado a la oficina, cuando he descubierto sorprendentemente que el cielo estaba completamente azul. Se me ha escapado un hostia y todo. Aunque si bien estaba el dicho “mañanita de niebla, tarde de paseo” aquí en Irlanda sería “mañana con solecico, tarde de mierda”.

El tiempo es un tema reservado para conversaciones en ascensor con el vecino, no para blogs de tendencia como el mío. Pero viendo que os estáis muriendo de la calor en España (la calor en femenino es más intenso que el calor a secas) me apetece contaros el tiempo que hace aquí.

Cuando te vas a vivir a otro país, hay una serie de diferencias que saltan a la vista. Aunque Irlanda y Reino Unido son occidentales, tienen una serie de diferencias más allá del tiempo. Con tiempo me refiero a lluvia, que es el estado climático natural de aquí, o al menos nublado. Antes de venir a Belfast para la beca nos llenaron la cabeza con una serie de ideas como lluvia permanente. Fuimos bastante afortunados y de febrero a mayo en 2013 no sólo tuvimos buenos días de sol, sino que sólo hubo un día chungo. El primer día de primavera nevó un poco pero como en nuestro piso tenían la calefacción a tope no puedo decir que pasara frío. Eso sí, ese día fui a las prácticas como un valiente. A empaparme sin cobrar un duro. Ver la predicción del tiempo aquí es inútil. Puede que haga buen día, pero en cualquier momento puede liarse un aguacero, y enseguida un poco de sol otra vez. He llegado a estar empapándome y a la vez estar escandilándome con el sol. Escandilar, palabro bastetano que quiere decir que te molesta el sol en los ojos y no puedes ver.

Pese a que empezar a hablar del tiempo es un #RancioFact de tomo y lomo (tal y como esta expresión), ha sido uno de mis principales temas para abordar a los guiris, y más concretamente a las guiris que van enseñando cacho cuando hace una fresca del carajo. La gente de aquí parece insensible al hecho objetivo de las bajas temperaturas. Mi profesor de autoescuela decía: “Con el buen tiempo todas la niñas se ponen bonicas”. Aquí no podrías adivinar la época del año fijándote sólo en las mozas, ya que van destapadas todo el año. Voy yo enfundado en mi pelliza en invierno, con la cara tapada, y luego veo a los locals en manga corta. O sea, en verano en España a la hora de la siesta esta gente se derrite.

El verano que ha hecho aquí los 2 últimos años es más bien algo entre un buen día de primavera y los últimos días de octubre en España. Puedes tomar el riesgo de ir a una playa y bañarte. Yo al menos no lo he hecho. Puedes ir en manga corta sin problemas, y de hecho recuerdo 3 ó 4 días que se llegaría a los 25 grados, que eso aquí es pasar calor. Es como si la sensación térmica fuera superior o que estamos acostumbrados a que haga fresca por norma general. Eso sí, por la noche mejor coger una rebequilla. Pero claro, esto del medio buen tiempo fue los años pasados, porque éste estamos teniendo un verano bastante rancio. Habremos tenido una semana de verano belfastiano, es decir, como descrito ariba. El resto de Julio ha sido lluvia infinita y fresca de tener que llevar 2 mangas y abrigo por las mañanas y las noches. Y lo que queda de Agosto parece que será igual o peor. Iba la noche del 1 de Agosto con la cazadora puesta helao con la fresca. El 1 de Agosto más frío de mi vida, sin duda.

Aquí el agua es gratis y no me extraña. Las operaciones de tratamiento y demás supongo que correrán a cargo del Estado, que para algo todos los meses nos quita el payo los dineros de la nómina (PAYE, pay-as-you-earn; el IRPF de aquí, vamos). También teniendo en cuenta de que aquí no son tan desgraciaos como somos en España, dejando grifos abiertos y desperdiciando agua en general (eso cuando no la pagamos nosotros claro). También hay muchas horas de sol (o al menos, de día). Amaneciendo a una media de las 4.30 AM y anocheciendo a las 11 y pico, por las mañanas llega a ser un porculo. Recuerdo lo que pené en mi primera casa, usando cartones de los crispis como persiana improvisada para evitar la luz mañanera. Pero eh, que se duerme en la gloria, sin esas noches agobiantes que te estás chorretoso de sudor y tienes que tomarte una ducha para poder conciliar el sueño.

El invierno es una época del año súper regular. No que esté medio bien , sino que apenas hay cambios. Es decir, la temperatura máxima es 3 grados y la mínima 2. Pocas veces hiela o como mucho baja a -2, -3. Aún así, me contaron que hace unos 4 años estuvieron bajo cero durante un par de semanas y las cañerías empezaron a reventar. A comprar agua en la tienda y a ducharse con un cazo. Belfast además se caracteriza por ser una ciudad con mucho viento. Puedes ver a diario paraguas destrozados tirados por ahí. Yo me pillé unos pantalones waterproof (que directamente rebotan el agua) y un chubasquero y cuando voy en la bici apenas siento la lluvia. Los primeros meses no falla el día en que no se reniegue sobre el tiempo de Belfast pero luego te terminas acostumbrando, yo al menos. El sol es algo a tener en cuenta. Los días soleados puedes ver a los guiris tumbados en el césped del City Hall cual lagartijas en la tapia una casa. Luego puedes ver cosas tan esperpénticas como guiris color rojo quisquilla o naranja butanero.Y bueno, que mal del todo no se está, pero claro, tira uno más por el tiempo de España, por supuesto.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Búsqueda

Twitter

Personal Trainer CertificationPersonal Trainer CertificationPersonal Trainer Certification