Aprender inglés en el extranjero

Uno de los objetivos de los que emigramos, aparte de buscar una oportunidad en el mundo laboral, es hacernos más competitivos aprendiendo inglés. Empezamos con mucha ilusión: "me voy a echar amigos o novia guiris", "me voy a apuntar a una academia", "voy a ver todas las pelis y la tele en inglés sin subtítulos". E incluso queremos aplicar un punto de inglés a nuestra vida normal de españolitos: "todos los días vamos a hablar media hora sólo en inglés aunque seamos todos españoles". Todas estas son iniciativas muy loables que al final se quedan en pollas.

Por supuesto habrá gente súper pro, los "guiris de adopción", que consiguen un círculo plenamente inglés (o extranjero) o simplemente tienen mucha fuerza de voluntad. Esto quizá era más fácil años atrás, cuando los españolitos (me encanta usar esta palabra) vivíamos en el G8 y todo era despiporre e ilusión. No manejo ningún tipo de estadística, pero cada vez veo más gente poniendo en el grupo de españolitos en Befast que van a emigrar a la ciudad.

Ayer estuve en una fiesta en la que el 95% éramos gente de habla hispana. Quitando a 3 personas de origen latinoamericano, eso nos deja 16 españolitos de un grupo de 20 personas. Ahora es cuando revisáis que el porcentaje del principio probablemente me  lo haya sacao de la manga. El caso es que la presencia del ibérico (para ahorrarnos ofensas de los nacionalistas) está muy extendida en cualquier país "emigrable", considerando emigrable cualquier país que esté mejor que España (condición fácil de conseguir). Esto nos deja muy pocas posibilidades de aprender inglés en el entorno festivo. A no ser que le entres a ese grupo de guiris borrachas, campeón. Las oportunidades están ahí, pero con esa mayoría de hispanohablantes, al final al que le toca entablar conversación con el extranjero de turno, después de hacer el esfuerzo termina optando por lo fácil y le encasqueta el extranjero a otro para irse a la confortabilidad de los otros españolitos. O directamente todos hablan en inglés y dejan al pobre extranjero aburrío vivo (esto pasa mucho con nuestro amigo italiano Giuseppe y con el holandés Rex).

En el entorno laboral, la élite pro que ha conseguido un trabajo de lo suyo en unas circunstancias muy aceptables, maneja el inglés profesional a diario. Tu jefe, compañeros y clientes sólo hablan en inglés. No le puedes preguntar al de al lao que te traduzca una expresión o que te eche una mano porque no te explicas. Sin embargo, los menos ambiciosos que sólo hemos conseguido trabajo en un call center, en las panificadoras o un MacDonalds tenemos el inglés menos al alcance (a no ser que los segundos le hablen al pan bimbo). Cierto es que trato con algunos clientes en inglés y que mis mánagers son más guiris que la reina madre pillando un peo como un limón, pero tengo a mi lado a un vallisoletano y un venezolano. Lo que mejor se nos da es renegar, y el mejor idioma para cagarse en la leche que le han dao al cliente es el español, un idioma loable, lo hable quien lo hable. No es lo mismo decirle al coacher de nacionalidad holandesa que está a mi lado "This customer is pissing me off", que decirle al Alberto "Cuidao con el notas, la mala follá que tenía, anda y no reviente con la pulserica" (ya hablaré de mi excelente puesto laboral asistiendo clientes que compran pulsericas de fitness en futuras entregas). Y el inglés que hablan mis clientes guiris se queda limitado a 4 cosas que le pasan a la pulserica y lo que han hecho.

El inglés a nivel casero se limita a que un compañero de piso te diga hello y otro, más parlanchín él, te pregunte que tal el día. Las conversaciones más avanzadas sobre astrofísica cuántica del copón o filosofía positivista aplicada a tus menesteres se quedan fuera cuando primero, llegas cansao del trabajo (a veces con más presencia del inglés si se han tenido más llamadas) y segundo, porque ellos tienen horarios diferentes y tras cocinar cualquier guarrería se encierran en su cuarto. La fantasía de echar largas tertulias frente a la chimenea con tus compañeros de nacionalidad extranjera para mejorar tu idioma no es algo que logre mucha gente.

Llevo un año y medio en el extranjero y comparto totalmente lo del punto 9 de este artículo: http://blogs.elpais.com/verne/2014/09/15-cosas-expatriado.html Si bien es cierto que hablo mucho mejor inglés que cuando me saqué el B1 hace un par de años, llega un punto que es difícil avanzar. Hay gente apuntada para sacarse el Advance en el Belfast Met, una giga-academia con muchos cursos. Otros tienen juntas con guiris. ¿Cómo conseguiré mejorar mi nivel de inglés? ¡Muy pronto lo sabremos! 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

 
0 #2 Rocio!! 20-10-2014 01:20
Vaya un escritor q estas hecho,claro,dir ecto y hablando con sinceridad!!seg uro q ya estas hecho un bilingue,si tu hablas con las paredes..aun me acuerdo de como parabas a la gente por la calle para preguntarle donde estaba esto o lo otro y pasaba media hora y aun estabamos esperándote mientras hablabas con el guiri,jajaja.an imo y cuidate mucho!!! :D
Citar
 
 
0 #1 Pablo Maaaaan 20-10-2014 00:46
Echaba de menos tu blog Reche.
Citar
 

Búsqueda

Twitter

Personal Trainer CertificationPersonal Trainer CertificationPersonal Trainer Certification